Recetas para cocinar con niños durante el #quedateencasa

Cocinar desarrolla en los niños destrezas mentales y habilidades manuales, fortalece los vínculos con la familia, supone una oportunidad extraordinaria para enseñarles hábitos saludables de higiene y alimentación y además ¡es muy divertido! Para que aproveches mejor el tiempo en casa con los más pequeños, te explicamos recetas para cocinar con niños durante el #quedateencasa y te damos trucos para que todo vaya sobre ruedas.

La sesión de cocina puede suponer una ocasión estupenda para enseñar buenas prácticas a tus hijos, como lavarse las manos antes y después de cocinar, ser cuidadosos a la hora de manipular los alimentos y aprender a trabajar en equipo y a hacerse responsables de las tareas que les hayamos encargado, para que la receta salga bien.

Además, es un momento para pasar tiempo juntos, hablar con los niños y escucharlos, para fortalecer los vínculos familiares. También es buena idea que aproveches las sesiones de cocina casera para enseñarles a comer mejor y para descubrirles alimentos, sabores y texturas nuevos. Si nunca habéis cocinado en familia, te damos unos cuantos consejos para empezar con buen pie.

Consejos para cocinar con niños

Escoge recetas sencillas y adaptadas a su edad y destreza en el manejo de las manos. Opta por recetas en las que puedan participar con seguridad y encárgate de las tareas más complicadas o peligrosas, como cortar o picar.

También es buena idea que escojas recetas con alimentos que no les gustan mucho o que no sean de sus preferidos, para que se familiaricen con ellos e ir creando hábito.

Haz una mise en place como la de un profesional, para tenerlo todo a mano. En cocina, se llama mise en place al proceso de colocar a mano del cocinero todos los ingredientes y utensilios que va a necesitar para la receta. Haz lo mismo cuando vayas a cocinar con tus hijos, para que resulte más sencillo y divertido para todos. Ellos pueden ayudarte en el proceso.

Olvídate del reloj (salvo para controlar los tiempos de la receta, claro). Recuerda que, para que sea divertido para todos, cocinar con niños requiere paciencia y tiempo.

Apúntate esta máxima: cocinar con niños es asumir que se mancharán muchas cosas y se desordenará bastante. Es buena idea que os pongáis ropa cómoda y que se pueda manchar, así como que cubras el suelo con papel de periódico o con bolsas de basura abiertas por la mitad, para que luego resulte más rápido y sencillo recoger y limpiar.

Procura explicar claramente cada paso de la receta y cada cosa que hagas. De este modo, ellos podrán aprender mejor las mecánicas y comprender por qué hacen cada cosa, lo que despertará su imaginación y aumentará la diversión.

Invita a los niños a probar los ingredientes y también la receta en el paso a paso (siempre que sea posible), para que se vayan familiarizando con sabores y texturas. Esto puede ayudar a que coman mejor, especialmente en el caso de recetas con alimentos que no sean de sus preferidos.

Implícalos en todas las tareas necesarias para que una receta salga adelante: preparar los ingredientes, cocinar y, por supuesto, limpiar después.

Haz recetas que no se alarguen mucho en el tiempo y los resultados se vean rápido. Si vas hacer una receta que requiera de pasos previos de preparación (por ejemplo, hacer masa para pan o para galletas, que hay que dejarla reposar), remarca bien los pasos de la actividad, para que los niños no se aburran y no desconecten.

Las mejores recetas para cocinar con niños, por edades

De 3 a 5 años

Empieza por cosas muy sencillas, como preparar con ellos el desayuno o la merienda. A esta edad, las tareas más adecuadas son aquellas que requieran poca destreza por su parte. Invitales a traer a la cocina los ingredientes o a llevar a la mesa su plato, deja que laven las frutas y verduras, que troceen la lechuga o las zanahorias con las manos, que le pongan el queso a la pizza, que coloquen galletas o sandwiches en el plato en el que los vayas a servir… Tareas que, poco a poco, hagan que vayan cogiendo gusto por la cocina.

De 6 a 12 años

A partir de seis años, los más pequeños de la casa mejoran su coordinación y destreza manual en el colegio, por lo que ya pueden hacer tareas un poco más complicadas como amasar, usar cortadores de galletas o de pasta, mezclar ingredientes y removerlos o pelar frutas o verduras con un pelador. También pueden rellenar moldes (de magdalenas, por ejemplo), ocuparse de los tiempos de cocinado de cada paso de la receta y ayudar a fregar y recoger.

A partir de 13 años

A esta edad, es momento de enseñarles a tomar la iniciativa en la cocina (siempre bajo la supervisión de un adulto). Haz que se involucren con la compra y permite que sean ellos quienes escogen de vez en cuando qué receta cocinar. Enséñales a manejar los utensilios de cocina (cuchillos, batidora, trituradoras…) y a limpiarlos y guardarlos correctamente. Fomenta su creatividad en las presentaciones de las recetas, dejando que sean ellos quienes monten los platos.

Tres recetas fáciles y divertidas para cocinar con niños durante el #quedateencasa

Rolls de jamón Andreu con queso brie

Para preparar ocho rolls necesitas cuatro rebanadas de pan de molde (con o sin corteza), ocho lonchas de jamón Andreu y ocho lonchas de queso brie. Aplana el pan de molde con un rodillo de cocina. Coloca sobre cada rebanada de pan dos lonchas de jamón Andreu y dos más de queso brie. Enrolla cada rebanada sobre sí misma, apretando bien para que mantenga la forma. Corta cada roll en dos partes y sirve poniéndolos todos de pie en un plato llano, formando un círculo.

Brochetas de sobrasada y uva

Para esta receta tan original necesitas seis rebanadas de pan de molde, sobrasada de Andreu, ocho uvas y palos de brocheta. Con estas cantidades salen cuatro brochetas. Unta tres de las seis rebanadas de pan de molde con una capa generosa de sobrasada. Tapa con las otras tres rebanadas y parte cada sandwich en cuatro partes. Por otro lado, separa las uvas del racimo y lávalas. Monta cada brocheta intercalando una porción de sandwich con una uva, de manera que haya tres porciones de sandwich y dos uvas por cada brocheta. Si quieres darle un toque sabroso, puedes tostar los sandwiches de sobrasada y añadir queso brie de Andreu.

Pizza casera al gusto

¿Os apetece pizza casera? Prepara alguna de nuestras recetas clásicas de pizza. Solo necesitas pan (mejor si es rústico, pero sirve cualquier tipo de pan), tomate natural, aceite de oliva virgen extra y tus embutidos y quesos de Andreu preferidos. Tuesta el pan en la sartén o en la tostadora. Cúbrelo con una capa de tomate natural y un poco de aceite de oliva. Por encima, añade al gusto los embutidos y quesos que más te gusten. Caliéntala al horno… ¡Y a comer!

Recuerda que te seguimos atendiendo en nuestros establecimientos de Gran Vía 2, L’illa Diagonal, Mercat Central de Sabadell y Sant Cugat Centre Comercial. Y que también puedes hacer tu compra online si lo prefieres, en andreu.shop, donde además tienes todos nuestros productos con un 10% de descuento, para hacerte más llevaderos estos días.

Mercat Central de Sabadell

Dilluns a Dijous i Dissabtes: 8 a 14 hores. 

Divendres: 8 a 18 hores.

Gran Via 2

Dilluns a Dissabtes: 9 a 19 hores.

Sant Cugat Centre Comercial

Dilluns a Dissabtes: 9 a 21 hores.

L’Illa Diagonal

Dilluns a Dissabtes: 9:30 a 18 hores.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de todas nuestras novedades.

ANDREU: TRADICIÓN QUE HACE HISTORIA ayer, hoy y siempre.

Add Your Comment

Mercat Central

Sabadell

937255570

L'Illa Diagonal

Barcelona

934440197

San Cugat C.C.

San Cugat del Vallès

936748205

Gran Vía 2

Hospitalet de Ll.

932590220

Espai Gironès

Salt

972439455

La Roca Village

La Roca del Vallès

938423549

Rambla de Catalunya

Barcelona

933482807