Tête de moine: características, maridaje y tres ideas deliciosas

Muy aromático y pensado para rallar (en forma de flor o clavel), el queso Tête de moine es uno de los clásicos en Andreu Gastronomia y esta semana lo tenemos en promoción del 25% de descuento en todos nuestros establecimientos. Te contamos qué características lo hacen único, cómo maridarlo y te damos ideas de recetas con queso Tête de moine. ¡Aprovecha la promoción!

El queso suizo Tête de moine es fácil de reconocer a simple vista en nuestros mostradores porque suele estar montado sobre un girolle, un utensilio diseñado para cortar el queso formando grandes virutas o flores, que son tan vistosas como deliciosas.

Sabemos que el queso Tête de moine es uno de tus preferidos, por eso esta semana lo tenemos en promoción en todos nuestros establecimientos: ¡25% de descuento!

En este artículo te contamos cuáles son las características que hacen único a este queso, te damos pautas de maridaje para que saques el máximo partido a su sabor y textura, y te hemos preparado tres recetas con queso Tête de moine que te encantarán.

Cinco datos interesantes sobre el queso Tête de moine

El Tête de Moine es originario del Jura bernés, la región francófona del cantón suizo de Berna. Se produce en la abadía de Bellelay y en todas las lecherías-queserías de la zona (que no son más de diez).

Su nombre significa «cabeza de monje», porque fueron los monjes de la mencionada abadía de Bellelay quienes crearon la receta original, hace unos 800 años. Sin embargo, no fue hasta seis siglos después de su creación que se empezó a llamar por el nombre que lo conocemos hoy en día.

Fue durante la Revolución Francesa, cuando los soldados que expulsaron a los monjes de la abadía encontraron monedas de queso de gran tamaño almacenadas en sus bodegas.

Desde su creación, el queso ha sido muy apreciado por su sabor y textura. De hecho, ya en el siglo XIII hay escritos que hablan de que su reputación era tal, que se utilizaba como moneda, como obsequio para reyes e incluso, como forma de solucionar litigios en la época.

El queso fue distinguido con la Appellation d’Origine Contrôlée (denominación de origen controlada) en mayo de 2001 y se ha exportado a todo el mundo, convirtiéndose en uno de los quesos suizos más famosos y apreciados.

Características que hacen del Tête de moine un queso único

Con ocho siglos de antigüedad, la receta del Tête de moine se ha ido perfeccionando con el tiempo, hasta dar lugar a un queso de fácil raspado y sabor y aroma inconfundibles.

Es un queso de corteza dura pensado para rallar (en forma de flor o de clavel), por lo que su pasta es semidura, compacta, untuosa y densa. Se elabora con leche cruda de vaca de la montaña y tiene un periodo de maduración de al menos dos meses y medio, sobre tableros de abeto.

Su sabor es intenso y ligeramente picante. El Tête de moine es un queso con mucho aroma y presenta un olor tradicional que recuerda a la hierba forrajera de la zona en que se produce.

Es rico en proteínas y vitaminas, así como en sales minerales como fósforo, calcio y hierro.

En cuanto a su conservación, busca una zona no demasiado fría de la nevera, protégelo en una tarrina bien cerrada en caso de que sea necesario o guárdalo cortado en flores si no lo consumirás en algún tiempo. No se puede congelar.

Aprende a maridar el queso Tête de moine

El queso Tête de moine marida bien con el vino blanco, especialmente con los secos. Cuanto mayor sea el punto de acidez del vino, mejor será el maridaje. Los tintos jóvenes o con poca crianza también hacen buen maridaje con el queso Tête de moine.

En cuanto al acompañamiento, al Tête de moine le sientan bien las frutas como uvas e higos y otros sabores del otoño. E incluso las especias, como el pimentón dulce, aportan un punto especial de sabor. También es perfecto para acompañar con nuestras mermeladas, como la de uva negra o la confitura de pétalos de rosa, que puedes encontrar en cualquiera de nuestros establecimientos.

Finalmente, los frutos secos como las nueces, las avellanas o las almendras aportan un extra de sabor y de textura. Si estás pensado en hacer una tabla con Tête de moine, que no falten.

Tres recetas con queso Tête de moine al estilo Andreu

Coca caliente de higos y Tête de moine

Para cada coca necesitarás pan de coca (o tu pan preferido), uno o dos higos (dependiendo de su tamaño), tres flores de queso Tête de moine, aceite de oliva virgen extra DO Siurana y reducción de vinagre balsámico.

Tuesta el pan de coca y riega generosamente con aceite de oliva virgen extra DO Siurana. Corta los higos en láminas finas y forma una cama sobre el pan de coca. coloca por encima las flores de Tête de moine, adorna con unos hilos de vinagre balsámico ¡y listo para comer!

Vasito de aguacate y pepino con flores de Tête de moine

Para este entrante refrescante y divertido necesitarás dos aguacates, dos pepinos, media cebolleta, el zumo de medio limón, aceite de oliva virgen extra DO Siurana y una flor de queso Tête de moine por vasito. Las cantidades son para ocho vasitos.

Pela y pica el aguacate. Machaca la pulpa con un machacador de patatas o con un tenedor, hasta que obtengas una pasta homogénea. Añade un poco de zumo de limón (para que no se oxide y para darle sabor) y reserva. Pela y pica en dados muy pequeños los pepinos y reserva. Haz lo mismo con la media cebolleta. Mezcla la pasta de aguacate con la cebolleta y rellena un tercio de cada vasito. Rellena otro tercio con los dados de pepino y corona con una flor de queso Tête de moine. Adorna con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra.

Carpaccio de flores de Tête de moine con mermelada de pétalos de rosa

Y terminamos con un postre de lo más fácil y rico: un carpaccio de flores de Tête de moine, que acompañaremos con nuestra mermelada de pétalos de rosa (o con tu mermelada preferida) y unos frutos secos al gusto. Necesitarás al menos una docena de flores, un puñadito de frutos secos variados y un tarrito de mermelada de pétalos de rosa.

Distribuye las flores de Tête de moine en un plato redondo, formando una corona de una o dos filas de flores. En el centro, coloca la mermelada de pétalos de rosa en un cuenco pequeño de cristal y añade alrededor los frutos secos variados. También puedes acompañar este postre con mermelada de uva negra o con miel. ¡Bon profit!

Aprovecha la promoción del 25 de descuento en queso Tête de moine que tenemos disponible para ti en todos nuestros establecimientos y ponle sabor al verano con Andreu Gastronomia. Además, recuerda que también puedes hacer tu pedido de queso Tête de moine y de otros productos de charcutería gourmet en nuestra tienda oline andreu.shop.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de todas nuestras novedades y promociones.

ANDREU: TRADICIÓN QUE HACE HISTORIA ayer, hoy y siempre.

Add Your Comment

Mercat Central

Sabadell

937255570

L'Illa Diagonal

Barcelona

934440197

San Cugat C.C.

San Cugat del Vallès

936748205

Gran Vía 2

Hospitalet de Ll.

932590220

Espai Gironès

Salt

972439455

La Roca Village

La Roca del Vallès

938423549

Rambla de Catalunya

Barcelona

933482807