Embutidos catalanes artesanos: tipos, características y maridaje

Si te preguntamos cuál es el embutido catalán más famoso, seguramente pensarás en el fuet o la longaniza. La gastronomía catalana es rica en embutidos cárnicos, tanto cocidos como curados y en Andreu Gastronomia tenemos una cuidada selección de embutidos catalanes artesanales para que disfrutes en casa, que puedes comprar online y en nuestras tiendas. Te hablamos de los tipos de embutido catalán, de sus características y te damos recomendaciones de maridaje.

Lo primero que debes saber es que hay dos tipos de embutidos: los curados y los cocidos. Entre los embutidos curados son el fuet y la longaniza los que se disputan el título de más popular y conocido, mientras que entre los cocidos la más típica es la butifarra. ¿Sabías que también existe butifarra seca? Sigue leyendo y te damos todos los detalles.

Embutidos catalanes artesanos curados

Elaborados desde hace siglos, los embutidos curados – o secos – aparecieron como solución a la necesidad de conservación de las carnes, en una época en la que no existían los sistemas de refrigeración y conserva actuales. La curación varía dependiendo del tipo de embutido y en todos los casos garantiza un periodo de consumición más prolongado para las carnes, así como facilita su transporte y conservación sin necesidad de frío.

Fuet

El fuet es el embutido catalán más típico. Lo reconocerás por su forma alargada y aplanada y por su recubrimiento de color blanco, color que le dan los hongos durante el proceso de maduración y que tiene gran importancia en el sabor del embutido.

Nuestro fuet artesano se elabora con magro de cerdo. Es más estrecho que el salchichón o la longaniza y es habitual cortarlo a rodajas más bien gruesas. Aconsejamos conservarlo en un lugar fresco y seco. Para un extra de sabor, acompáñalo de pan con tomate, a la manera tradicional.

Longaniza de payés

Aunque existen muchos tipos de longaniza, la particularidad de la longaniza de payés catalana es que se trata de un embutido curado. La reconocerás porque es alargada y más gruesa que el fuet. La longaniza de payés se elabora con carne más magra, el sabor es más intenso y requiere de más tiempo de curación.

Nuestra longaniza de payés es un producto natural, hecho con magro y panceta de cerdo. La adobamos con especias y la curamos entre 2 y 3 meses, lo que da como resultado un sabor muy equilibrado. Al ser más larga y ancha, se suele cortar en lonchas más finas. Para consumirla en su punto óptimo de textura y sabor, recuerda ponerla a temperatura ambiente.

Didalets de secallona

¿Sabías que la palabra ‘secallona’ se utiliza para llamar a la longaniza? En Andreu Gastronomia la elaboramos artesanalmente en piezas más pequeñas, nuestros codiciados ‘didalets’, que gracias a su tamaño son ideales para cualquier aperitivo. Su nombre hace referencia a la forma y tamaño del embutido, que recuerda a la de un dedal.

Picamos y especiamos la carne de los didalets según una fórmula especial pero tradicional. Luego, los curamos mediante un proceso tranquilo durante el que aparece la flora natural comestible. Para conservarlos en las mejores condiciones, procura tenerlos en un recipiente que no sea hermético.

Prim de gla

Elaborado con trocitos de jamón Andreu (magro de cerdo y paletilla), el prim de gla nace de la perfecta combinación de dos productos, la somalla – un producto tradicional de la gastronomía catalana – y trozos de paletilla, nuestro producto estrella. Reconocerás el prim de gla porque es alargado y muy delgado. Se trata de un producto más curado que otros embutidos.

Nuestro prim de gla se conserva bien envuelto en papel en un lugar fresco y seco. Para que esté en su punto en el momento de consumirlo, recuerda sacarlo unas horas antes.

Embutidos catalanes artesanales cocidos

La cocción de carne embutida es otra forma de conservación tradicional que da como resultado infinidad de tipos de embutidos. El sabor de los embutidos cocidos, por el propio proceso de conservación, es más suave que el de los embutidos curados. En Andreu, nuestro principal embutido cocido es la butifarra y la tenemos de varios tipos: blanca, negra y de huevo. Además de estas variedades, hay otros tipos como la de perol, de castañas, de ceps…

Butifarra blanca

Se elabora con carne magra y lo que la hace única es la combinación de especias con la que se prepara. La butifarra blanca se come tal cual y también se añade a platos tradicionales de la gastronomía catalana.

Nuestra butifarra blanca es suave y muy melosa. Se elabora a partir de una selección de las carnes más sabrosas del cerdo, aliñadas, embutidas en tripa natural y cocidas lentamente a baja temperatura para conseguir mantener todos los aromas. Es ideal para consumir cortada fría o ligeramente frita y hay que sacarla del envase 20 minutos antes de comerla.

Butifarra negra

Si algo caracteriza a la butifarra negra es su inconfundible sabor y textura, además del color que le da nombre. La butifarra negra es perfecta para preparar a la brasa – en esas cenas a la fresca de verano que tanto nos gustan – y también en guisos de legumbres, cuando empieza a hacer más frío y apetecen los platos de cuchara, como la escudella.

Nuestra butifarra negra está hecha con sangre y con las carnes más magras del cerdo. Su sabor es suave y su textura muy melosa, lo que la hace ideal para poner como aperitivo.

Butifarra de huevo

La butifarra de huevo se caracteriza por su sabor intenso pero delicado. Junto con la carne de cerdo, el huevo es su ingrediente principal, de ahí que tanto la textura como el sabor y el color sean muy característicos. Las butifarras de huevo se consumen en cualquier momento y son especialmente populares en fiestas tradicionales como jueves lardero.

Nuestra butifarra de huevo está hecha con una selección de las carnes más sabrosas del cerdo, que se mezclan con huevos frescos de granja durante el proceso de cocción. Te recomendamos probarla a la brasa o en un bocadillo de pan con tomate.

Otros embutidos catalanes artesanos: el bull

El bull se diferencia de la butifarra por la forma de elaboración. A diferencia de la butifarra, el bull se embute dentro del intestino. La forma de elaboración le da nombre al embutido y también forma, ya que se trata de un producto más ancho que la butifarra. Además, suele llevar más trozos y en su elaboración se utiliza la papada del cerdo, así como aromáticas como el perejil.

Los bulls más típicos son el blanco (elaborado con carne de la cabeza y de la papada del cerdo), el de hígado (cuyo aroma y consistencia recuerda a un paté) y el negro (al que se añade sangre, que le da el color diferencial). En Andreu Gastronomia, para la castañada, tenemos además bull de ceps, muy sabroso y diferente en cuanto a su sabor.

Este verano, pide en andreu.shop los productos Andreu preferidos de tu familia y te los llevamos donde quieras con envío gratuito durante todo el mes de agosto. ¡Aprovecha! Además, también puedes encontrar embutidos catalanes artesanos en nuestros establecimientos. Los tenemos a punto para ti, tanto la longaniza como el bull, las butifarras, el fuet, el prim, los didalets… Te esperamos para servírtelo como a ti te gusta.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de todas nuestras novedades y promociones.

ANDREU: TRADICIÓN QUE HACE HISTORIA ayer, hoy y siempre.

Add Your Comment

Mercat Central

Sabadell

937255570

L'Illa Diagonal

Barcelona

934440197

San Cugat C.C.

San Cugat del Vallès

936748205

Gran Vía 2

Hospitalet de Ll.

932590220

Espai Gironès

Salt

972439455

La Roca Village

La Roca del Vallès

938423549

Rambla de Catalunya

Barcelona

933482807